7 cosas que no sabías de la porcelana líquida

Al momento de renovar pisos y paredes, existen muchas opciones en el mercado. La porcelana líquida es una de esas, destacando por encima de otras gracias a sus ventajas tales como su fácil aplicación y resistencia. Dicho material, lejos de lo que nos podamos imaginar, no es exclusivo para usar en exteriores, se puede utilizar de igual forma en el interior de nuestro hogar, generando resultados impresionantes luego de su instalación.

En este artículo te contamos siete poderosas razones para que consideres su uso cuando vayas a renovar tu hogar.

 

 

  1. Qué es la porcelana líquida?

La porcelana líquida es una tinta de alta calidad. Su espesor puede ser mayor que el de otros barnices, y, por tanto, también ofrece más resistencia a agresiones, convirtiéndola en una pintura excelente para superficies en zonas de paso. Se aplica con rodillo y su tiempo de secado es rápido.

 

 

  1. Una aplicación sencilla y rápida

Mientras que la resina epoxi puede requerir más tiempo en su aplicación, la porcelana líquida se aplica de manera simple y práctica. Aunque apliquemos dos o tres capas de pintura, el espesor tiene un máximo de 0,3 mm, siendo más que suficiente para tener un acabado liso. No obstante, siempre es recomendable contar con la ayuda de un profesional, pues, aunque el proceso no es complicado en sí, el acabado dependerá muchísimo de la destreza de la persona que la aplique.

 

 

  1. Pintura con una gran adherencia

Esta pintura es una alternativa a la hora de renovar pavimentos y paredes; y es que la porcelana líquida cuenta con gran adherencia en superficies cerámicas. Esto la sitúa como una buena alternativa a la hora de pintar los pisos que han perdido brillo o color, o simplemente renovar aquellos azulejos que han quedado obsoletos. Además, también cubre sin problemas las superficies de madera. Ahora bien, es importante limpiar bien, con agua y jabón, las superficies que vamos a pintar para eliminar cualquier resto de suciedad y grasa.

 

 

  1. Pintura resistente a cambios climáticos y humedad

La porcelana líquida es un material muy resistente, no sólo al tráfico y la erosión, también a la humedad. Además, cabe destacar que este tipo de pintura no se ve alterada por las variaciones de temperatura, sin importar, por tanto, si nos encontramos en una zona cálida o fría, además es aislante. Por si todo esto fuera poco, estamos hablando también de un material antideslizante, algo muy interesante en algunas zonas de la casa.

 

 

  1. Capacidad de personalización en interiores

La mayoría de los colores que puedes ver en las cartas de color de las pinturas convencionales, se pueden reproducir sin problema en la pintura epoxi. Por tanto, además de un material resistente, estamos ante una propuesta que permite la completa personalización de los espacios.

 

 

  1. Brillo o mate

En cuanto a su acabado, los más destacados son en brillo y mate. Las superficies pintadas con porcelana líqudia de acabado brillante, dan ese toque glamuroso a los pavimentos. Pisos relucientes que además son fáciles de mantener. Si prefieres la suavidad y delicadeza de los colores mate, apuesta por la porcelana líquida de acabado satinado.

 

 

  1. Mantenimiento sencillo

El mantenimiento de esta pintura es muy sencillo, tanto en suelo como en paredes y azulejos. Agua y jabón son más que suficiente, intentando evitar productos muy abrasivos que puedan deteriorarla.

 

En Policrete Floors contamos con una amplia variedad de colores, acabados y texturas para renovar tus pisos y paredes. Visita nuestro showroom y descubre todo lo que tenemos para ti.

 

Fuente: proyectos.habitissimo.com.ar

Fotos: proyectos.habitissimo.com.ar / Pinterest